viernes, febrero 14, 2020

Una vuelta mas...


















Hoy le doy una vuelta más, a este Sol que ilumina mi vida.
Agradezco a Dios, a la vida, a mis padres y ancestros. Quienes coadyuvaron para que yo habite este plano.  A mi hijo, por la certeza de pertenencia que provoca en mi corazón, aun cuando sé que los hijos, son hijos de la vida. A mí amado nieto Iker, por ese sentimiento de trascender que me embarga cada vez que le pienso y cierro los ojos enviándole todo el amor que mi corazón siente.
Agradezco el latir de mi corazón, que es la presencia de Dios que está en mí y está en ti. Esa voz que a veces me grita, y otras, solo me susurra al oído. Esa voz que me lleva a tomar decisiones sin miedo, que me dice que puedo errar y rectificar, pero que es mágico el atreverme. Esa voz que me dice ¡Estas donde debes estar! No te rindas.
Agradezco cada oportunidad que me ha llevado a conocer en este caminar a seres maravillosos, que con sonrisa y corazón abiertos, han sido y serán maestros y compañeros de camino. A los que se han ido, y a los que están, ¡Mil gracias! Ese interactuar me ha llevado a mantener el asombro intacto cada vez que descubro cosas que desconozco. Conocimientos mágicos e increíbles, de este universo en el que habito y soy parte. Reconozco la maravilla de ignorar hoy, menos que ayer
Agradezco que un día cualquiera… hace ya tiempo, comprendí que pasamos la vida luchando por “tener” para ser alguien ¡lucha vana! Porque al final, lo único que nos vamos a llevar, es el amor compartido, la forma en que obsequiaste aquello que tenías para dar,  la mano que tendiste, el abrazo compartido, el oído atento cuando fue necesario. Porque lo que diste… en realidad fue a tu persona, a quien hiciste el precioso regalo de compartir.  Este fin de semana pasado, una lluvia de amor y bendición colmo mi espíritu. Agradezco profundamente a mis pingüinitos, el ser parte de mí caminar.
Una noche de luna, alrededor de una fogata, Isobela, una sabia chamana, me dijo, que el corazón es el fuego que derrite y purifica.  Declaro, que es el que sabe distinguir la ilusión de la verdad, lo real de lo falso. Es el que une y no separa. Es en él, donde el yo, tiene cabida con un nosotros verdadero.  Me expresó, que la actitud que cada uno adopta ante la vida es determinante para ser feliz o por el contrario, para ser infeliz.  ¡Y me llevó a creerle!  Existe una frase que pienso, merece la pena pronunciar desde el corazón: ¡Gracias a la vida! Sencillamente, porque gracias a la aventura de existir puedes realizarte en todos los sentidos. Especialmente, porque la existencia del ser humano no es necesaria sino contingente. Es decir, nunca debes dejar de sorprenderte por ese increíble misterio de estar aquí y ahora.

Cumplir años es inevitable, envejecer dicen unos, que es opcional (aunque no me queda claro) Lo que sí sé, es que al final, importa, no la cronología de tu vida, sino la vida que has dado a tus años, y la que darás a los que te falten por vivir   Tengo la certeza plena, de que no es cuantos años llevas en este plano… sino, que cuantos puedan quedarte, procures sean plenos en mil sentidos distintos.
Reitero, un ¡Gracias! Desde el alma; a mi Dios, a la vida, a mi familia, a mis amigos, y me deseo a mi misma: ¡Una venturosa vuelta al sol!

martes, diciembre 17, 2019

De preferencias hablando...




Mis locas preferencias me confunden, me hacen sonreír, pensar profundamente a veces. Otras, me provocan buscar en el espejo, a ese cronopio enrarecido... al que pese a mi empeño, en todo este tiempo llamado "mi vida", no he podido entender del todo. Y quizá, ya es tarde para seguir intentándolo, pero sin importar cuantas veces aplique el freno para sujetar esas locuras ya mencionadas; existen mil y un cosas que me gustan, por ejemplo: Me gusta: Y sigue gustándome
La mirada de mi hijo, su sonrisa, su piel dorada y su pelo rojizo
La familia, el concepto, ¡la magia y verdad que encierra la mía!
Las llegadas. Me duelen profundamente las partidas, el adiós.
Un buen libro, muchos, muchos libros.
Una película romántica
Un buen café en todas sus mezclas.
Los amigos, Dios me ha bendecido en ellos. ¡Gracias por ser y estar!
Las locuras de mi hijo, su independencia, que igual me duele.
Los sauces llorones a orillas de un río
Sabina, más que Ricardo Arjona
No asegurar que la razón es la causa de mis dudas
Los perros. Pero no soy capaz de tener uno
Leer a Saramago, Cervantes, Sabina, Sabines, León Felipe, Nora Roberts y un largo etc. de maravillosos escritores.
La gente, pero no la humanidad, ni en lo que nos estamos convirtiendo
Una hoja en blanco, como una promesa. Y llenarla mil veces mil
Jesús Cristo y su amor hacia la humanidad incluyéndome
Las ventanas con plantas, flores y visillos antiguos
Escribir, escribir, escribir y luego si me queda tiempo... ¡escribir!
Soñar. Pero me disgusta observar los sueños rotos a mis pies
Las excepciones del todo y los paradigmas que logro romper
El amor que no existe y aquel en el que creo pese a todo
Los cielos tachonados de estrellas.
Los recuerdos, ¡te hacen vivir de nuevo!
Dios, y su promesa de ser verdad, camino y vida
Defender que existe el amor; aun cuando tenga pruebas fehaciente de que no
Una mirada de frente, una mano extendida, una sonrisa
La verdad ante todo.Aunque a veces... mienta y me mientan.
Las posibilidades
Una tormenta cuando hace eco a mi sentir
Las fotografías. Encierran magia y sentimientos
Los amaneceres y su promesa de vida
La bondad,. Más respeto la maldad. Somos luz y sombra ¡definitivo!
La caída de las hojas
Las cuatro estaciones en su plenitud.
Los arcones viejos y lo que esconden
Las canciones de Sabina, casi todas. De José Alfredo unas cuentas.
El cero,sin el nada existe. Y el dos porque anula la soledad
Las historias con final feliz. Las reales dónde la vida te da lecciones crudas.
La vida. Me disgusta también. y frecuente... ¡me cabrea!
Los pueblos sencillos y las ciudades grandes
Las llamadas de amigos y familia.
La historia de la creación y sus enigmas filosóficos
La historia y sus muchas falsedades
Brindar por la vida, aun cuando sea una "jija" de la peinada como es
El viento... y la lluvia, los arco iris
La luna, en todas sus facetas
Las puestas de sol
Un reloj con las horas dispersas y los días simplemente. Sin meses o años
La cima... o la sima acaso; ambas me atraen irremediablemente
Tú, estés dónde estés, pero que eres parte de mi vida
Me gusta saber, que es tanto lo que me gusta...
¡que jamás terminaría!
Malusa
Derechos reservados

lunes, diciembre 09, 2019

La vida y sus incoherencias...


Siempre me preguntaré ... ¿porqué?

De tiempos y tiempos



Ocasional, amaneces sintiendo que el mundo sobre tus hombros pesa demasiado. Que la plata no ajusta, que el tiempo se te escapa entre los dedos, que ayer era Enero y hoy inicia el Guadalupe Reyes, que la vida te deja atrás... que tu paso es lento, etc. etc. etc. Otros, que te sientes de maravilla y te dices ¡Wow, hoy puedo quitarme diez años!
Confieso que jamás digo mi edad, aun cuando... si presumo mi credencial de tercera edad, anhelando haya descuentos en un viaje a Venecia que tengo pendiente y toda su parafernalia de gastos. Cuando me preguntan por ella, contesto: "Entre los que me quito y los que me pongo ando en los 80s" En realidad, tengo toda la edad del mundo mundial, desde el día que nací hasta hoy ¡Esa es la verdad! Hace poco leí de Isabella Rossellini una declaratoria que ¡Me encanto!

Se las comparto:
"Soy mayor y tengo el aspecto de una mujer de mi edad. Algunas mañanas, al mirarme en el espejo pienso: ¿Y si me opero? Pero siempre lo descarto porque la cirugía es como cuando les vendaban los pies a las mujeres en China, una nueva consecuencia de la misoginia. Si lo hiciera, podría aparentar 56, pero cuando cumpliese 76, parecería que tengo 66... Es ganar una batalla para perder la guerra. Además, a la larga, la belleza está, sobre todo, en la elegancia y la inteligencia, pensando por ejemplo, en Maria Callas, Frida Kahlo, Anna Magnani.

A los 20, todos somos hermosos con unos vaqueros y una camiseta. Pero después, la belleza es una cuestión de estilo, personalidad, carisma… No hay que ocultar los defectos, sino transformarlos para que sean únicos. Ahora, yo ya no busco resultar sexy, sino encontrar la mejor expresión de mí misma. Cuando eres joven tienes mucha presión: el trabajo, el dinero, la pareja, los hijos… Pero a medida que cumples años te sientes más libre y más segura, y haces lo que te viene en gana.
¡Nadie habla de los maravilloso que es envejecer!”

Reitero, ¡Me encanto! Y si, yo pienso que es maravilloso, llegar a esta edad, dónde no tienes que caerle bien a nadie, no tienes que dar cuenta de nada a nadie. Solo pido a Dios, tener una salud pasable y pocos gustos culposos que puedan dañarla. Luego, aumentar en lo posible las disciplinas que me puedan ayudar a conservarla.

¡He dicho!

Malusa

domingo, noviembre 17, 2019

Ese adiós...

Eres, el adiós que nunca sabrá decir mi corazón

Hoy abría mis imágenes buscando una fotografía. Lo primero que saltó a mi mirada, fue una foto de nosotros, adolescentes, con la mirada confiada, feliz. Sin saber que nuestros caminos tomarían rumbos tan distintos.

A veces... me pregunto porqué el destino cruza caminos que jamás se andarán,
y mi corazón para un momento... para seguir latiendo.

jueves, septiembre 26, 2019

Amigos como tú


Yo pienso que todo mundo debiera tener amigos como los que yo tengo.

Esos que cargan sus cristales de energía bajo la luna, que usan aceite de coco para todo, que conocen la sábila y saben que es como los políticos: mientras más buscas ¡más propiedades le encuentras!  Que saborean igual una cucharilla de miel, como un chocolate suizo ¡sin miedo!

Esos que charlan con la luna y alzan la mirada al sol, que abrazan un árbol sabiendo que eso los fortalecerá, igual que un abrazo materno paternal. Los que prefieren el pelo al natural y suelen ir descalzos por la vida.  Esos que siempre tienen a la mano el aceite esencial y el té, que cura sintomatologías diversas. Los que cantan y piensan en voz alta.  

Esos que pueden hablar horas de temas que a la gente “normal” le parecen raros. Que creen en los duendes y las hadas y aman la vida. Que respetan un poder superior al que llaman Dios, y al mismo tiempo agradecen al cosmos, al sol y la tierra el don de la vida.  Esos… que son personas “raras” y sonríen cuando así las tachan. Pero que son seres que pueden reír de cosas simples y no suelen juzgar a diestra y siniestra.  Pero saben vivir en la libertad del SER

Esos que agradecen el pan en su mesa y lo comparten con alegría, sabiendo que al compartirlo, se produce el milagro de la multiplicación. Con los que tomarte un café conforma día de fiesta y una charla telefónica puede recorrer años de recuerdos como si fuera ayer.

Esos que tienes la certeza que han dejado para ti un abrazo al viento, y al cerrar los ojos en esos días que parecen rebasarte, ese abrazo te conforta y consuela ¡con certeza!
  
Si, pienso que todos debiéramos tener más amigos de esos y amo pertenecer a ese clan. Esos que como tú, alegran mi vida y la enriquecen

Basta una mirada


Ocasional, basta una mirada... una sonrisa, para saber que tu vida, ha valido la pena ser vivida. Decía Don Facundo Cabral que: La vida es tan corta que no vale la pena darle cabida al sufrimiento. Dios nos permite miles de planes para disfrutar en el tiempo que nos da entre la cuna y la tumba, que siempre será poco. Que hay que gozar en plenitud las cuatro estaciones, los 365 días del año Y sus palabras encierran una gran verdad. ♫♪♫Solamente lo barato, se compra con el dinero. Pobrecito mi patrón, piensa que el pobre soy yo..♫♪♫

Vive hoy


¿Qué es realmente un día especial? ¿El de hoy? La vida se vive una sola vez. Y aun no le hemos entendido. Así pasamos la vida... esperando el momento adecuado, el momento preciso, el día especial para usar el vestido equis, el perfume que nos encanta, las perlas de la abuela y más. ¿Cuantos hemos llegado hasta aquí (al ocaso de la vida, la tercera edad, el sexto piso) sin expresar lo que se anhela, sin ponerse lo que quería, sin regresar a algún sitio añorado, sin… pedir perdón? ¿Cuantos amores que jamás fueron, por esperar para expresarse? ¿cuantas las parejas rotas porque el otro, no pidió perdón primero? ¿cuantos los amigos que dejaron de hablarse por un mal entendido? ¿cuantas, las familias que jamás volvieron a reunirse, perdidas por rencillas tontas? ¿Cuántos los amigos, que no volvieron a charlar y reír juntos, por no encontrar el tiempo, el lugar? ¿Cuantos los sueños que se quedaron en sueños, por esperar la gran oportunidad? ¿Cuanta la gente honesta que dejamos al camino, porque fue sincera y nos dolió que lo fuera?
Has pensado… ¿Y si no llega mañana? ¿Si hoy, es todo lo que queda?
¿Qué dejaste sin estrenar, para que un día se tire o se regale? ¿Qué perfume perdió su esencia, esperando que lo abrieras? ¿A quién dejaste... para que otros le amaran? ¿Qué palabras dejaste sin pronunciar? ¿Qué canción no entonaste? ¿Qué música dejaste de escuchar? ¿Qué conocimiento pasaste de lado, por pensar que tienes demasiada edad, para asistir a un aula? ¿Con qué perdón en el pecho te quedaste? ¿A quién le debes una explicación? ¿A quién debiste darle otra oportunidad? ¿A quién si, debiste cerrar la puerta, sin jamás mirar atrás? ¿Cuál te amo callaste, por temor a no ser correspondido? ¿Qué aventura dejaste sin intentar? ¿Qué risas sofocaste?
Guardamos sin estrenar... palabras, compañías, sentimientos, sueños... solo por miedo a fracasar, por vergüenza, o peor aún ¡por orgullo! Y así… vamos calmando los latidos del corazón, sin darnos cuenta que nos quedamos inertes ante la vida, por esperar a mañana. Que cerramos puertas y ventanas, y abrazamos un espacio pequeño, dónde nos negamos a vivir. Ten PRESENTE que el mañana no existe, es solo una esperanza, una idea que tal vez no llegue, solo nos queda... esto, el presente, que ¡Hoy! Es un regalo
Venga, usa tus perlas más bonitas, estrena esos zapatos que mañana estarán fuera de moda, usa tu vestido más lindo, para salir a caminar al parque. Lucha por lo que amas, aprende lo que aun ignoras, ama sin miedo, perdona y pide perdón.
Luchar por nuestros sueños y vivir intentando hacerlo en plenitud, creo es la mejor hazaña. Vive la vida, y cada mañana al abrir los ojos en esta tierra de fifís y chairos, Atrévete a intentar lo que no has hecho hasta ayer, y si algo falla no te preocupes. ¡Ándale!... ¡Amo a dale! ¡Atrévete a intentarlo! ¡Arriésgate! ¿Si tus zapatos se mojan? ¡Que se sequen! ¿Si tu collar se rompe? ¡Lo usaste y lucia hermoso! ¿Y qué si el estudio no funciona? ¡Lo intentaste!
No crees que hoy ¿sea un buen día para estrenar, comenzar a estudiar, entonar tu canción favorita, ponerte tus perlas, reír, o luchar por tus sueños? Hoy, que amaneció, que estás vivo, que aún puedes decir te amo y escuchar la respuesta del otro.
Tú, si acaso hoy, me lees. ¡Gracias, perdón, te amo!


jueves, marzo 14, 2019

Te quiero




Te quiero como para invitarte a pisar hojas secas una de estas tardes. 
Te quiero como para salir a caminar, hablar del amor, mientras pateamos piedritas. 
Te quiero como para volvernos chinos de risa, ebrios de nada y pasear sin prisa las calles. 
Te quiero como para ir a los lugares que más frecuento, y contarte que es ahí donde me siento a pensar en ti. 
Te quiero como para escuchar tu risa toda la noche. 
Te quiero como para no dejarte ir jamás. 
Te quiero como se quiere a ciertos amores, a la antigua, con el alma y sin mirar atrás. 

 ¡Me encantas Jaime Sabines!

martes, marzo 12, 2019

Hoy te busqué




Hoy te busqué , volví a los mensajes viejos.
Evoqué esas llamadas largas, donde se hablaba de todo
y de nada, pero nos hacían felices, nos hacían reír. 
Volví a escuchar las canciones  que a ambos nos gustaban
En mis manos, en mi mente, en mis recuerdos.
Hoy te busqué.


Y recordé como habiendo construido un muro, ese que servía para no dejar entrar a nadie, entreabrí la reja para dejar entrar al recuerdo, y  te las arreglaste para meterte por las grietas  
y decidiste habitarme, y luego decidiste cerrar círculos, ¡tus círculos!

Hoy a pesar de la muralla derivada, o quizá por ella misma, el sol no ilumina mis días como antaño.  No veo frecuentemente las estrellas.  No busco charlar con la luna, ni espero las puestas de sol.  He dejado de creer definitivamente en las historias rosas. Pero ese ¡No debí!  ¡No debí!  ¡No debí!   que hace eco en mi mente, es... inútil.


Hoy te busqué, en cada espacio, en cada letra, hasta en cada piedra.
Sin embargo solo encontré ausencia.  
Pero recordé, que era tu aniversario, y eso me hizo sonreír y desear toda clase de venturas para ti